Expo92.es: Web para una exposición universal

Han pasado

00años

00meses

00días

00:00:00 horas

Pabellón de Italia Pabellones y Edificios

Zonas Comunes

Las calles, las avenidas, los accesos... se concibieron como lugares de fiesta y esparcimiento en la mente de los diseñadores de EXPO'92, desarrollándose en ellos gran parte de las actividades de carácter lúdico de la Exposición.

Los espacios públicos estaban contituidos básicamente por una red ortogonal de avenidas y caminos, con anchuras comprendidas dentre  50 y 80 metros.

La Organizadora quiso flexibilizar el proceso de planificación por lo que dejó absoluta libertad a los creadores de diseño Este planteamiento llevaba implicito el riesgo de que la diversidad fuera tal que se perdiera el sentido unitario con la consiguiente creación de exposiciones sin nexo común.

La avenida 1 tenía un caracter intimista conferido por las tres
pérgolas que los limitaban.

Para evitar esta dispersión, se arbitraron varias medidas. Entre ellas la determinación de un cósigo cromático en los espacios públicos y un programa de diseño de mobiliario urbano específico para EXPO, con unas señas de identidad propias que sirvieron de argumento en la creación de un ambiente único, sin por ello sacrificar los distintos conceptos arquitectónicos.

Avenidas, caminos y accesos conformaron un espacio común inmerso en un hábitat suave y refrescante, dispuesto a sorprender.

En este sentido se dispusieron del orden de 200.000m2 de láminas de agua, incluyendo el lago y los canales. Se contó con más de 50.000 m2 de sombra producida por vegetación situada en estructuras metálicas elevadas, y se dispuso de, aproximadamente, 30.000m2 de sombra lograda a base de cubiertas tensadas y toldos.

En las cinco avenidas que alojaban los Pabellones de los participantes, se ejemplificaron todos los criterios de diseño aplicados en los espacios públicos.

La Avenida 1, diseñada por Fernando Carrascal y José María de la  Puente, estaba limitado al norte y al sur por dos pérgolas. Dos elementos arquitectónicos de gran tamaño la singularizaban; el hito del Pabellón mexicano y la estación de Reenvío del Telecabina.

La avenida estaba recorrida por un acueducto, soportada por pilares de cristal por los que discurrían láminas de agua.

Los quioscos acondicionados bioclimaticamente que recordaban un Teatro romano eran receptores de espectáculos de veinte minutos de duración.

Todo el conjunto, acueducto, pilares, restaurantes, plazas y puertas, se entendía como una gran fuente.

La avenida de Europa ofreció a todos los observadores una imagen de paz y cultura.

Tres elementos contituían el proyecto: un jardín, 12 torres de tela y el techo de sombra. Fué diseñada por Jean Marie Hennin y George Lippsmerier.

Atardecer en el Lago de España.Al fondo, se perfilan los
pabellones de las Comunidades Autónomas

El Jardín de Europa se vislumbraba como un río en movimiento y recordaba a la Alhambra de Granada. Casa una de las torres medía 30 metros de altura y actuaban como torres frías. Su capacidad de refrigeración era de 1.800.000 frigorías/hora.

Como elemento singular destacaba un curso de agua en escalera con cuatro islas de vegetación.

Los aquitectos de la Avenida de las Palmeras, autores también de la esfera bioclimática, fueron Antonio Cano Jiménez, Menuel Alvarez y Pedro Silva.

Acogía a ambos lados de los Pabellones internacionales. La avenida simbolizaba el nacimiento de un nuevo mundo y fue diseñada como un gran espacio abierto de transparencia y amplias perspectivas visuales, dotado de plazas ajardinadas y zonas de descanso con profusión de agua, vegetación y estructuras textiles de sombra.

Al principio de un palmeral servía de punto de encuentro en el que contrastaban sombras y luces. Surgía luego el Big Bang, el nacimiento de un nuevo mundo simbolizado en una esfera de agua de 22m. de diámetro a 6 m. del suelo.

La Avenida IV fue un proyecto de Gerardo Ayala. Nació con vocación de Avenida-Parque, donde además de zonas de vegetación y agua, restaurantes y comercios, áreas de esparcimiento, juegos para niños y manifestaciones artísticas, se conformaban dos elementos singulares: una torre informativa y un auditorio para espectáculos.

En la desembocadura de la Avenida, la vegetación configuraba un gran umbráculo con una fuente cibernética de formas e iluminaciones cambiantes, que a su vez servía de escenario para espectáculos.

En las zonas adyacentes un conjunto de tiendas y bares al aire libre simulaba el ambiente de un zoco árabe que podía ser contemplado desde una pérgola mirador.

La Avenida V fue relizada por el grupo SITE. La parte occidental representaba el origen del agua en las montañas, el centro era el río y este sugería la desembocadura del mar. Este efecto se conseguía mediante un muro de agua ondulante de 300 metros de vidrio. Una serie de puertas y puentes facilitaban el acceso peatonal de un lado del corredor al otro.

El Palenque.

El proyecto del Paso del Lago fue uno de los pocos espacios públicos que rompió con la trama ortogonal que definía el recinto de la Exposición Universal y tenía le particularidad de ser percibido desde una gran distancia.

El diseño, de César Ruiz Larrea, Enrique Álvarez y Carlos Rubio, compatibilizó aplias áreas de jardín, arboleda, paseos, fuentes, estanques y estructuras de sombra con otras áreas despejadas, para presenciar el espectáculo nocturno del lago.

El resultado fue la diferenciación en dos niveles superior e inferior, separados por un muro y unidos por múltiples rampas, escaleras y gradas que permitieron a 60.000 espectadores la visualización del Espectáculo del Lago.

Y por último pas puertas de la Exposición, que fueron diseñadas para hacer más agradables los inevitables tiempos de espera.

Dos grandes estructuras textiles, Oleadas y Diadema, cubrían las Puertas de Itálica (norte) y Barqueta (este), construidos por Harold Mühlberger. La Puerta de Triana (sur) incorporaba pérgolas vegetales sustentadas por pilares por los que discurría el agua. Fue contruida por Guillermo Vilches.

Otras dos puertas complementaban los accesos, las Puertas Aljarafe-Danone (oeste) y la Puerta Cartuja (este).