Expo92.es: Web para una exposición universal

Han pasado

00años

00meses

00días

00:00:00 horas

Maqueta 3D del pabellón de Holanda Proyectos y Maquetas

Mi carta: Reconocimiento a Jacinto Pellón

Avatar torrado
  • Ver Perfil

Mi carta: Reconocimiento a Jacinto Pellón

23 de Abril de 2012, 22:10

Hola a todos,

No se si este será el lugar adecuado, pero el otro día al ver todas las noticias sobre los actos conmemorativos de la Expo, sentí la necesidad de escribir esta carta. Espero no ofender a nadie con ella y que aunque no llegue a los oídos que yo desearía alcanzar por lo menos llegue a alguien que me comprenda.

Estimado Señor Felipe González,

Me gustaría aprovechar esta ventana que me proporciona la conmemoración de la Expo’92, quizás la obra más importante realizada en Andalucía en muchos años gracias a usted, para recordar a un amigo que creo ha sido olvidado y que a pesar de ser el artífice de facto de esa gran obra aún, por lo que veo, no se le ha hecho justicia. Este señor, en mi opinión, se merece una estatua un homenaje similar dentro de la Isla de la Cartuja. Hubiese sido correcto que dese el partido y en esta fecha hubieseis promovido una propuesta a tal efecto.

Bien sabe usted que la primera persona designada para el proyecto el queridísimo suegro del señor Arenas, ese gran señorito andaluz y entiéndase que empleo tal denominación con todas las cargas negativas que la misma acarrea, pasó un año viviendo a la sopa boba y se construyó como caseta de obra una “mansión” en el Paseo de las Palmeras desde la que dirigir el proyecto. Yo siempre entendí que esta designación fue, como dicen en Alosno mi pueblo, algún pan prestado, porque sino a santo de qué se le entrega el mando del proyecto a una persona que sitúa el centro de operaciones bien retiradito de la Cartuja, nunca comprendí el porqué de esa disposición de las oficinas, el señor Olivenza ¿Temería dar mala imagen si se le manchaban los zapatos con el barro de la obra? O incluso peor ¿hacer algo de valía para el proyecto? Menos mal que usted se dio cuenta a tiempo de que ese señor no iba a sacar eso adelante y recurrió a la persona que ya le había ayudado en el tema de RUMASA, que por cierto fue el único que en esa historia se dio cuenta de los verdaderos colores del señor Boyer opinión que manifestó en muchas ocasiones en nuestras tertulias, a menudo me decía “Domingo, este tiene de socialista lo que yo de señorito andaluz”. Pero volvamos al tema de la Expo, un día visité a Jacinto en la mencionada mansión y me preguntó “¿Crees que desde esta mansión se puede hacer una obra de tal envergadura?” y me comentó que él iba a cambiar la mansión del señor Olivenza por una oficina a pie de obra. Este asunto de la nueva oficina le acarreó problemas ya que tras un largo concurso al que se presentaron muchas empresas más, adjudicó la obra a Dragados, se habló de trato de favor, de tráfico de influencias, pero la realidad es que esa empresa era la única capacitada para llevara a cabo en tan poco tiempo, tan sólo seis meses, para construir tantos metros cuadrados para oficinas, necesarias para poder dirigir de forma efectiva las obras realmente importantes, las de la construcción de la Expo. No se que opinará usted señor, pero yo necesito tener algo delante para construirlo y no a varios kilómetros de distancia. En mi humilde opinión hizo falta mucho valor para coger el toro por los cuernos y conseguir un resultado tan bueno como el que se consiguió en la Expo en tan poco tiempo, ya que el señor Olivenza había desaprovechado un año completo paciendo alegremente por los placidos pastos de Sevilla matando moscas con el rabo y poco más, y el único capacitado en ese momento para conseguirlo era Jacinto Pellón.

No quiero extenderme mucho más con el tema, pero creo que el partido socialista no se ha portado bien con este señor que en todo momento fue un socialista de pro y al que este partido no respaldó adecuadamente cuando tuvo sus enfrentamientos con el señor, por calificarlo de algún modo no soez, Pedro J. Ramírez quien tras varias demandas perdidas, recurrió al mal uso de la libertad de prensa de este país y se encargó de vilipendiar y arrastrar por el barro el nombre y la reputación del señor Pellón desde las páginas de esa gran obra de ficción que él llama periódico y que al igual que las novelillas por fascículos decimonónicas tiene sus seguidores semanales. Es sorprendente el modo en que funciona la mente humana pues en esas páginas, que supuestamente reflejan la realidad de nuestro mundo nunca apareció mención alguna a cierto problemilla con una piscina, ni otros muchos en que este gran autor novelesco de nuestro tiempo estuvo implicado. Pero claro, para eso se compró su propio periódico, para poder tener un sitio en que publicar algo, dudo que de otro modo pudiese hacer nada por el estilo.

Por todo lo anteriormente mencionado le reitero mi solicitud, no sólo a usted si no a otras personalidades de nuestro partido que le conocieron como el señor Chávez, el señor Guerra y más, que hicieran algo, un gesto físico que perdure en el tiempo, no sólo unas bonitas palabras en un discurso o un par de entrevistas, por este socialista que siempre trabajó desde la sombra por todos nosotros y que trataba a todo el mundo por igual ya fuera un simple albañil como yo o un presidente del gobierno como lo era usted.

Sin más me despido esperando que estas letras las puedan leer personas que las quieran entender.

Firmado:

Un convencido de que con el señor Pellón no se ha hecho justicia.

2 respuesta/s.Última respuesta el 25 de Abril de 2012, 13:06

Avatar discober92

23 de Abril de 2012, 23:15

Muy de acuerdo

...y el Mundo vino a Sevilla a conmemorar una Era, la de los Descubrimientos

25 de Abril de 2012, 13:06

No se puede añadir mas, totalmente deacuerdo con tu carta.

Y Sevilla fue el centro de todas las miradas,... la capital del mundo.